22.8 C
Madrid
30 de mayo de 2024
Brillando En La Oscuridad
Ficción

Episodio 1: La Máscara de la Competencia

La historia de un ejecutivo en su lucha contra el trastorno de ansiedad.

img la mascara de la competencia • https://brillandoenlaoscuridad.org/episodio-1-la-mascara-de-la-competencia/ • Autocuidado y Bienestar, Recursos y Herramientas • ansiedad, estigma, liderazgo, trabajo •
EPISODIO 1

La Máscara de la Competencia

En el brillante y exigente mundo de la alta dirección, donde cada decisión puede marcar el destino de una compañía, Andrés Martínez se destacaba como un ejecutivo ejemplar. Dirigente de una innovadora empresa tecnológica en Madrid, su día a día era un desfile constante de reuniones, decisiones y negociaciones. Desde fuera, Andrés era el epítome del éxito: carismático, siempre en control y económicamente próspero. Sin embargo, lo que nadie veía era la lucha interna que enfrentaba cada mañana al mirarse en el espejo.

Esa mañana de lunes no era diferente. Andrés se preparaba para la reunión semanal de directivos, una que dictaría las nuevas rutas del proyecto más ambicioso de la empresa hasta la fecha. Mientras se anudaba meticulosamente la corbata, su reflejo en el espejo le devolvía la imagen de un hombre agotado. Las ojeras bajo sus ojos eran profundas, resultado de otra noche de insomnio alimentada por una mente que no conocía de descansos.

Al llegar a la oficina, se encerró en su despacho para revisar las últimas notas. El sonido de sus empleados, charlando y tecleando fuera, debería haberle resultado familiar y reconfortante, pero hoy solo le añadía peso a su ya saturada mente. Respiró hondo, intentando aplicar las técnicas de respiración que su esposa le había sugerido, pero el alivio era solo momentáneo.

La reunión comenzó con Andrés al frente, proyectando confianza. Presentó gráficos y datos, respondió preguntas y dirigió la discusión con la autoridad habitual. Pero bajo la mesa, sus manos temblaban imperceptiblemente. El pulso acelerado le recordaba que su ansiedad no estaba interesada en la importancia de la reunión. En un momento dado, una pregunta sobre una posible repercusión financiera negativa del proyecto lo golpeó como una bala. Su mente se nubló, el sonido de la sala se volvió distante y por un momento, pensó que iba a desmayarse.

Justo entonces, hizo una pausa. «Vamos a tomar un breve receso de cinco minutos,» anunció con toda la calma que pudo reunir. Se levantó y salió de la sala directo a su despacho, cerrando la puerta tras de sí. Apoyado contra ella, dejó que por primera vez en mucho tiempo, su guardia se bajara por completo. El miedo, el pánico y la frustración, que tanto esfuerzo le costaba ocultar cada día, finalmente encontraron un pequeño escape.

Artículos Relacionados

Valora este artículo