fbpx
23 de junio de 2024
Brillando En La Oscuridad
Ficción

Episodio 4: Descubriendo la Meditación

La historia de un ejecutivo en su lucha contra el trastorno de ansiedad.

img descubriendo la meditacion 2 • https://brillandoenlaoscuridad.org/episodio-4-descubriendo-la-meditacion/ • Autocuidado y Bienestar, Recursos y Herramientas • ansiedad, estigma, liderazgo, trabajo •
EPISODIO 4

Descubriendo la Meditación

Un mes después de su primera cita con la Dra. López, Andrés se encontraba inmerso en su tratamiento para el trastorno de ansiedad. Las sesiones de terapia estaban siendo de gran ayuda, y la medicación había empezado a estabilizar su estado de ánimo. Sin embargo, la Dra. López sugirió incorporar técnicas de meditación para complementar su tratamiento, ofreciendo así una herramienta adicional para manejar la ansiedad en el momento que surgiera.

Al principio, Andrés se mostró escéptico. Siempre había visto la meditación como algo demasiado pasivo para alguien acostumbrado a estar constantemente en movimiento. Pero recordando el compromiso que había hecho de explorar todas las vías posibles para mejorar, decidió darle una oportunidad.

La Primera Clase de Meditación

Andrés asistió a su primera clase de meditación en un pequeño estudio cerca de su oficina que había sido recomendado por la Dra. López. El lugar era un oasis de calma en medio del bullicio de la ciudad. Cojines en el suelo, una suave iluminación y un aroma a incienso daban la bienvenida a los visitantes.

«Encuentra un lugar cómodo y cierra los ojos,» instruyó la profesora, una mujer de voz suave que se movía con una tranquilidad contagiosa. Andrés obedeció, aunque se sentía algo fuera de lugar entre los demás participantes, quienes parecían haber estado haciendo esto durante años.

La sesión comenzó con ejercicios de respiración. «Concéntrate en tu respiración. Observa cómo entra y sale el aire de tus pulmones. No trates de cambiarlo, solo obsérvalo,» guiaba la profesora. Andrés luchó inicialmente con su necesidad de ‘hacer algo más’, pero poco a poco, empezó a sentir cómo su cuerpo se relajaba.

El Descubrimiento

Con cada clase, Andrés comenzó a notar un cambio. La meditación le enseñaba a estar presente en el momento, algo que rara vez había practicado en su vida acelerada. Empezó a aplicar lo aprendido en el trabajo y en casa, tomando breves pausas para meditar durante el día, especialmente cuando sentía que la ansiedad comenzaba a elevarse.

Un día, mientras meditaba en su despacho antes de una reunión importante, Andrés alcanzó un momento de claridad. Por primera vez en mucho tiempo, sintió que tenía un verdadero control sobre su mente. No era que la ansiedad hubiese desaparecido, sino que ahora tenía una herramienta para manejarla.

Compromiso con la Práctica

Animado por estos avances, Andrés se comprometió más profundamente con la práctica de la meditación. Integró sesiones matutinas en su rutina diaria y asistió a retiros de fin de semana para profundizar su comprensión y técnica.

La meditación se convirtió en una parte esencial de su vida, transformando no solo cómo manejaba la ansiedad, sino también su enfoque hacia el liderazgo y la interacción con los demás. Aprendió a escuchar más y a responder en lugar de reaccionar, habilidades que mejoraron notablemente sus relaciones profesionales y personales.

Mientras Andrés se sentaba en su coche después de otra sesión rejuvenecedora, reflexionaba sobre el poder de la meditación. Había empezado como un escéptico, pero ahora se encontraba evangelizando sobre sus beneficios a cualquiera que quisiera escuchar. «A veces, los cambios más significativos en nuestras vidas comienzan con una simple respiración,» pensó, mientras miraba hacia el horizonte, listo para enfrentar lo que viniera con una nueva calma.

Artículos Relacionados

Valora este artículo